Estados Unidos

03-05-2019
El 2 de mayo de 2019 ha entrado en vigor el Título III de la Ley Helms-Burton que regula la posibilidad de que los ciudadanos estadounidenses afectados por una expropiación de activos debido al proceso revolucionario cubano ejerciten acciones legales en reclamación de una compensación frente a las personas que trafiquen con ellos. El Registro estadounidense de Liquidación de Reclamaciones Internacionales tiene identificadas unas 6.000 potenciales reclamaciones. Ante este escenario, resulta clave conocer los deberes de información y relación con la Unión Europea exigibles a los destinatarios de tales reclamaciones, así como planificar con antelación las medidas judiciales reactivas que puedan iniciarse en la UE para neutralizar o mitigar los efectos que estos procedimientos puedan tener para particulares y empresas de los Estados miembros de la UE.