Noticias

El informe ha sido elaborado por el IESE, Closa M&A con la colaboración de Garrigues

La ACG presenta un estudio sobre las adquisiciones de las empresas españolas en EE.UU.

04/05/2011

Las empresas españolas que acceden al mercado estadounidense optan por adquirir una compañía en vez de intentar un crecimiento orgánico, especialmente los negocios intensivos en activos fijos. La inversión mínima, aunque depende de factores como el sector de la actividad, la competencia, etc., se cifra en 13 millones de dólares con el fin de que los costes de la transacción resulten rentables. En el caso de que sea la primera adquisición, esta tiene que ser fácilmente asumible y representar menos del 40% del tamaño del adquiriente.

 

Estas son algunas de las conclusiones que se desprenden del Estudio sobre las adquisiciones de empresas españolas en EE.UU.Abre ventana nueva, presentado ayer por la tarde en Madrid, en el auditorio de Banco Popular. El informe, promovido por la organización AGC SpainAbre ventana nueva (Association for Corporate Growth), ha sido elaborado por el IESE, Closa M&A y Garrigues, todos ellos miembros de la AGC.

La presentación del estudio corrió a cargo de Miguel Ángel Luna (consejero director general de Popular Banca PrivadaAbre ventana nueva), Paddy Miller (profesor del IESEAbre ventana nueva), José María Romances (socio de Closa M&AAbre ventana nueva) y Ferrán Escayola (socio de Garrigues). También intervinieron Xavier Pujol, consejero delegado de Ficosa, y José Antonio Cortajarena, secretario general de Gamesa, para explicar en primera persona sus respectivas experiencias en el mercado estadounidense. La clausura le correspondió al agregado comercial de la Embajada de EE.UU. en España, Henley Jones.

Los expertos explicaron que el objetivo de este informe es analizar el resultado de las adquisiciones llevadas a cabo por el sector empresarial español en Estados Unidos y extraer el conocimiento necesario para elaborar y divulgar las mejores prácticas de inversión en el mercado norteamericano. Según el Ministerio español de Industria, Turismo y Comercio, España ocupa el sexto lugar en la lista de países con inversión directa en Estados Unidos, que triplica la efectuada por las compañías norteamericanas en nuestro país.

Entre los beneficios que aporta la primera potencia económica mundial, las empresas valoran la capacidad de este mercado para ofrecer una plataforma hacia otros países; las sinergias, tanto a la hora de amortizar las inversiones en I+D para el lanzamiento de nuevos productos, como en los ahorros en los costes de estructura; el acceso a nuevo know how; la mejora del servicio prestado a los clientes y la proyección internacional de sus directivos.

El 85% de las empresas  partícipes en el estudio se siente satisfecho con la adquisición

El conjunto de compañías entrevistadas arroja una experiencia acumulada de diecisiete operaciones corporativas en los Estados Unidos, con transacciones que pertenecen a diferentes sectores. El 85% de las empresas compradoras consideran que las transacciones tenían mucho sentido desde el punto de vista estratégico. La muestra se ha realizado entre 124 empresas adscritas a la Cámara de Comercio España-Estados Unidos, de las que han respondido un total de 59.

En el proceso de adquisición de una compañía, el estudio pone de manifiesto la importancia de analizar qué características debe cumplir la empresa objetivo, así como establecer unos criterios claros, determinar el proceso de decisión e invertir únicamente en sectores conocidos y comprendidos. Los entrevistados valoran la conveniencia de contar con asesores contables, legales y financieros para diseñar este tipo de operaciones. En este sentido el informe aporta novedosos datos sobre el papel que cumplen los asesores externos, que proporcionan una valiosa información de hacia dónde se dirige la práctica de los servicios profesionales.

Otra recomendación reflejada por el estudio es la necesidad de que el equipo humano de la empresa compradora se involucre en el proyecto desde el principio. Las empresas consideran que las personas que se trasladan a la nueva compañía deben ser de total confianza, tener una experiencia contrastada en la matriz, compartir la cultura empresarial de la compañía y conocer perfectamente su funcionamiento. Todos los entrevistados consideran clave la figura del director financiero o controller, que, además de realizar el reporting financiero, pueda ejercer de interlocutor. Además, señalan que es necesario identificar a aquellas personas con posiciones estratégicas dentro la empresa adquirida y elaborar un plan para retenerlos y motivarlos.

El estudio se detiene también en analizar las dificultades de acceso al mercado estadounidense. Uno de los aspectos que más dudas suscita entre los empresarios españoles es la diferencia de los sistemas jurídicos. El capítulo IV aporta información sobre la regulación norteamericana, muestra ejemplos de cuáles son las prácticas habituales en adquisiciones, ya sea de activos o de acciones, en el ámbito de empresas privadas o cotizadas y destaca las principales características de su tipología contractual. 

Compartir

  • Compartir en LinkedIn
  • Share in Facebook
Oficinas relacionadas
Imágenes adjuntas:
  • Garrigues ha participado en la elaboración del informe, promovido por AGC Spain (Association for Corporate Growth)