Publicaciones

Por qué comprar una vivienda antes del 31 de diciembre

17/11/2012
Artículos de profesionales

Aquellos que estén interesados en adquirir en breve una vivienda deben tener en cuenta que las modificaciones legislativas aprobadas y las que están por venir podrían incrementar de manera notable la factura fiscal de la operación, a partir del 1 de enero de 2013.

 

Ana Carrillo Alcaraz
La Verdad de Murcia

En primer lugar, el tipo de IVA aplicable a la adquisición de viviendas de nueva construcción deja de ser el 4% a partir del 31 de diciembre, pasando a ser del 10%. Ello supondrá un incremento del 6% en el importe total a satisfacer al vendedor. No obstante, el tipo del 4% sí resulta aplicable a los pagos a cuenta del precio final satisfechos antes del último día del año.

En segundo lugar, actualmente está en tramitación un proyecto de Ley que supondrá la desaparición de la deducción estatal en el IRPF para la inversión en vivienda habitual, sea nueva o de segunda mano. Por tanto, previsiblemente, solamente quienes compren antes del 31 de diciembre una vivienda que vaya a constituir su residencia habitual podrán deducir cada año de su impuesto sobre la renta el 15% de las cantidades satisfechas para su adquisición.

Por último, los inmuebles urbanos – no solo viviendas – adquiridos entre el 12 de mayo y el 31 de diciembre de 2012 que se vendan en el futuro, verán reducida notablemente la tributación de dicha operación, ya que se ha establecido la exención del 50% de la ganancia que se obtenga, con independencia de que el transmitente sea persona física o jurídica, siempre que se cumplan determinados requisitos relativos fundamentalmente a la forma de adquisición. Si bien se trata de una medida cuyo efecto no es tan inmediato como las anteriores, puede suponer un importante ahorro fiscal en el futuro.

Así pues, es recomendable tener en mente las tres cuestiones apuntadas a la hora de decidir si comprar una vivienda en los próximos meses, pues con la última campanada de 2012 esta decisión tendrá un coste fiscal mayor.

Compartir

  • Compartir en LinkedIn
  • Share in Facebook
Áreas de práctica relacionadas