Noticias

Garrigues analiza los problemas comunes de la implantación y el desarrollo de la inversión en China

19/04/2010

La firma Garrigues y la Oficina de Estrategia y Acción Internacional ‘Madrid Global’ han organizado la jornada 'Implantación y desarrollo de la inversión en China: problemas comunes'. Durante la sesión se han expuesto ejemplos prácticos de implantación, expansión y reestructuración corporativa que han servido para analizar las dificultades más habituarles a las que enfrenta el inversor extranjero en sus operaciones en China.

La firma Garrigues y la Oficina de Estrategia y Acción Internacional ‘Madrid Global’ han organizado la jornada 'Implantación y desarrollo de la inversión en China: problemas comunes'. Durante la sesión se han expuesto ejemplos prácticos de implantación, expansión y reestructuración corporativa que han servido para analizar las dificultades más habituarles a las que enfrenta el inversor extranjero en sus operaciones en China.

Fernando Vives, socio director de Garrigues, ha sido el encargado de inaugurar la jornada que ha contado con las intervenciones de Félix Plaza, socio de Garrigues; Ignacio Niño, coordinador general de Madrid Global; Francisco Soler, socio director de la oficina de Garrigues en Shanghái, y David Vázquez, director de asesoría jurídica del Grupo Gestamp. La clausura del acto la ha efectuado por su parte Antonio Garrigues, presidente del despacho.

China se ha convertido ya en uno de los países más importantes a la hora de planificar la estrategia empresarial global de cualquier empresa, especialmente tras su emergencia como una de las grandes vencedoras de la crisis financiera mundial.

Adicionalmente el año 2010 va a ser un año de gran importancia para el país asiático especialmente por la celebración de la Exposición Universal de 2010 a celebrar en Shanghái. Ante la creciente importancia del mercado chino el inversor extranjero se encontrará pronto en la encrucijada de decidir si invertir o no en China y, en caso de ya estar implantado en el país, si alterar o no la inversión inicialmente establecida. En algunos casos, el inversor se planteará la necesidad de implantarse en el mercado chino y en otros casos algún tipo de expansión con motivo de la consolidación y crecimiento del proyecto empresarial en China.

La implantación o reestructuración de la inversión en China puede adoptar múltiples formas y dependerá, aparte de las consideraciones de negocio y comerciales, de una serie de implicaciones legales y fiscales que pueden resultar vitales para el futuro del negocio en China.

Compartir

  • Compartir en LinkedIn
  • Share in Facebook
Imágenes adjuntas:
  • Francisco Soler, Ignacio Niño y Félix Plaza durante la conferencia.