Noticias

Esta es una de las principales conclusiones del estudio llevado a cabo este mismo año por IDAE. El informe ha sido elaborado por Garrigues Medio Ambiente y el CEET –con la supervisión del IDAE– y apunta a una importancia creciente del sector de la eficiencia energética en la economía española durante la próxima década

El sector de la eficiencia energética supuso de forma directa el 0,8% del VAB de España en 2009 y el 0,5% del empleo

18/12/2011

Garrigues Medio Ambiente y el Centro de Estudios Económicos Tomillo, junto con la colaboración de distintos departamentos técnicos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), han realizado un estudio sobre el impacto del mercado de la eficiencia energética en la economía y el empleo de España, que fue presentado la semana pasada. El principal objeto del informe ha sido definir y cuantificar el sector en términos de producción, valor añadido bruto (VAB), empleo y otras variables económicas en 2009 (año de referencia del estudio), además de estimar su proyección en el horizonte de 2020.

 

El informe se ha realizado en el marco del Plan de Acción de Ahorro y Eficiencia Energética (PAEE) 2011-2020 y se trata de la primera cuantificación del sector de la eficiencia energética y de su impacto por la producción de bienes y servicios en la economía española. Este estudio, basado en metodología bottom-up, se configura por tanto como pionero, al ser la primera cuantificación económica del mercado de la eficiencia energética en España.

Para su realización se ha empleado una rigurosa metodología que ha analizado la penetración en el mercado de 79 productos y servicios durante 2009. La muestra alcanzó a 60 asociaciones relacionadas con la eficiencia energética, que representan a más de 4.500 empresas asociadas. Además, se contactó directamente con 200 empresas y con más de 30 organismos públicos.

Los resultados ofrecidos dan buena muestra de la importancia del sector de la eficiencia energética. En cuanto a la fabricación de equipos y prestación de servicios, el sector tiene un impacto nada despreciable en la economía española en términos de VAB y empleo. La producción del sector de la eficiencia energética, es decir, la facturación agregada de todos los productos de eficiencia energética, alcanzó en 2009 los 21.462 millones de euros, lo que supuso un 1% de la producción total a precios básicos de España en dicho año. Por su parte, el VAB del sector de la eficiencia energética en ese mismo año fue de 7.431 millones de euros, el equivalente al 0,8% del VAB total de España.

En términos de empleo, en el sector de la eficiencia energética trabajaron directamente 106.393 personas, siendo el responsable directo del 0,5% de los empleos existentes en España en 2009. Si, además del efecto directo, se consideran los efectos indirectos e inducidos, su importancia se amplifica. De este modo, la producción total del sector supuso en ese año más de 50.000 millones de euros, el 2,45% del total de España, mientras que el VAB representó 17.771 millones de euros, el 1,8% del total nacional; la cifra de empleo ascendió a más de 281.000 puestos de trabajo, el 1,4% de la población activa española.

Otra conclusión relevante del estudio es el esfuerzo inversor en innovación del sector de la eficiencia energética. En el 2009 su gasto en I+D+i fue de 253 millones de euros, el 3,4% de su VAB, ratio muy superior al medio de la economía española, situado en el 1,38%.

Por otra parte, el estudio pone de manifiesto que el sector de la eficiencia energética se encuentra en un momento clave, caracterizado por una importante expansión. Durante el periodo 2004-2009, el sector experimentó un crecimiento en términos de VAB del 18,7%, lo que representa un ritmo de crecimiento anual del 3,5%. Esta tasa se sitúa por encima del doble de la tasa de crecimiento de la economía española, que se incrementó en una media anual del 1,6% durante el mismo periodo. El empleo directo aumentó en esos cinco años en 16.788 puestos de trabajo.

Las previsiones apuntan a una importancia creciente del sector en la economía española durante la próxima década, a la vista del fuerte desarrollo que existe en la actualidad de productos y servicios clave en este mercado: servicios energéticos, vehículos eléctricos y de bajo consumo y edificios de muy bajo consumo. En todos ellos, las empresas españolas son especialmente competitivas y pueden mantener posiciones de liderazgo en el futuro. Además de su impacto productivo, el crecimiento del sector supondrá una reducción significativa de la dependencia energética del exterior y contribuirá a un modelo económico más respetuoso con el medio ambiente.

Accede al estudio: 
http://www.idae.es/index.php/id.663/relmenu.332/mod.pags/mem.detalleAbre ventana nueva

Para más información
Departamento de Comunicación de Garrigues
Tel.: 915145200 / e-mail: [email protected]

Compartir

  • Compartir en LinkedIn
  • Share in Facebook
Áreas de práctica relacionadas
Abogados relacionados