Publicaciones

¿Cómo debe ser un abogado global?

18/06/2013
Artículos de profesionales

La creciente complejidad de las relaciones jurídicas internacionales requiere de un perfil profesional renovado, que trasciende a las competencias de un abogado tradicional, ya que debe ser capaz de desenvolverse en un ámbito global y apoyarse en las nuevas tecnologías. Es un experto mucho más competitivo con una formación específica, y un alto conocimiento de idiomas preparado para dar respuesta acorde a este nuevo entorno empresarial, que constituye un factor clave del desarrollo económico y social.

 

Pablo Olábarri Gortázar
Expansión / El Mundo

El abogado global del futuro será un profesional altamente especializado, con un elevado nivel de compromiso y una metodología de trabajo exigente.

Sus principales características serán las siguientes:

• Deberá ser un profesional con un sólido conocimiento del ordenamiento local que le servirá como plataforma imprescindible para participar y eventualmente liderar proyectos jurídicos internacionales anticipando, analizando y coordinando las implicaciones legales simultáneas en diversas jurisdicciones.

• Será un abogado que trabaja, (lee, habla y escribe) fundamentalmente en el inglés jurídico de los negocios en el que se entiende la comunidad internacional y que constituye su idioma fundamental de trabajo.

• Será además una persona capaz de entender y de coordinar, comprendiendo a cada individuo, equipos de trabajo multiculturales integrados por abogados de distintas nacionalidades y orígenes.

• Será un profesional móvil y tecnológico que estará siempre conectado, accesible en todo momento y con pleno acceso a sus archivos y fuentes de trabajo esté donde esté y, por tanto, capaz de trabajar eficientemente mientras se desplaza, ya que el conocimiento del mundo es una de sus herramientas esenciales.

• Será por supuesto un homo economicus que proporciona y comprende el impacto de los aspectos económicos de las operaciones en las que participa.

Estamos definiendo a muchos abogados que ya ejercen en la actualidad con éxito en el mundo y con los que estamos abocados a competir por el liderazgo en proyectos internacionales. Un perfil al que no se accede sin grandes dosis de preparación y de esfuerzo cualitativo

Para preparar a este nuevo tipo de abogado global y desde el marco que brinda la nueva Ley de Acceso a la Abogacía -en vigor desde octubre de 2011- y que supone un gran avance en la formación jurídica de nuestro país al permitir la homologación en formación de las profesiones jurídicas, hemos creado en el Centro de Estudios Garrigues, el Máster de Acceso a la Abogacía con especialidad en Derecho Internacional de los Negocios que facilita ambos objetivos.

Dicho programa contará, al igual que el resto de especialidades, con un tronco común de materias que responde a los requisitos exigidos por la Ley pero se centrará en el desarrollo de conocimientos específicos de los principios y fundamentos del Derecho anglosajón, incluyendo, entre otros, aspectos de contratación internacional, el impacto de los diversos reguladores en las transacciones, la relevancia de los conflictos de leyes, el papel de las instituciones internacionales y los mecanismos de resolución de disputas, todo ello en el marco de lo que significa ejercer la abogacía en un contexto internacional. Además, para conocer de primera mano la práctica jurídico-empresarial norteamericana, los alumnos tendrán la oportunidad de realizar una estancia académica en una de las Universidades con mayor tradición jurídica de la ciudad de Nueva York, la Universidad de Fordham.

El Máster de Acceso a la Abogacía con especialidad en Derecho Internacional de los Negocios responde, claramente, a las necesidades de formación del abogado global que hoy se demanda cada vez más, debido al proceso de internacionalización de las operaciones jurídico-empresariales en el que estamos inmersos.

Compartir

  • Compartir en LinkedIn
  • Share in Facebook
Oficinas relacionadas