Publicaciones

Alternativas de financiación para el sector hortofrutícola (III)

30/09/2014
Artículos de profesionales

Como colofón a esta serie de artículos sobre alternativas de financiación, analizamos el mercado capital riesgo y los fondos de deuda (Direct Lending).

 

Luis Collado Moreno
Revista Mercados

Por lo que al capital riesgo se refiere, la Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo (ASCRI) ha publicado su informe anual sobre la evolución de la actividad de capital riesgo en el año 2013, poniendo de manifiesto el claro repunte en el segundo semestre del año. En dicho repunte ha incidido, sin lugar a dudas, la exigida batería de medidas que el gobierno nacional y las autonomías han adoptado en apoyo de este sector, destacando el Fondo ICO-Global, dotado con 1.200 millones de euros, con el objetivo de promover la creación de fondos de capital riesgo que realicen inversiones en empresas en todas sus fases de desarrollo. Este Fondo de Fondos está catalizando la creación de más de 40 nuevos fondos (en septiembre de 2014 se ha cerrado la tercera convocatoria) y movilizando aproximadamente 5.000 millones de euros. En 2014 se espera igualmente que se apruebe la nueva Ley de Capital Riesgo que dará otro impulso al sector.

Ante este repunte de la actividad del capital riego ¿qué empresas del sector hortofrutícola pueden acceder al capital riesgo? Dado que existen gestoras de capital riego, privadas y públicas, especializadas en todas las fase de desarrollo y sectores, pueden acceder empresas que se encuentren en etapas más tempranas (capital semilla) o en su fase de crecimiento o consolidación (capital expansión), y de todos los tamaños, tanto pymes (el 91 % de las operaciones en 2013 fueron inferiores a 5 millones de euros), como empresas de mayor volumen (19 operaciones entre 10 y 100 millones, y 5 por encima de los 100 millones).

Otra alternativa estable de financiación a la banca tradicional, son los fondos de deuda (Direct Lending). No todas las empresas del sector hortofrutícola están interesadas en dar entrada a un capital riego y otras pueden no tener acceso a los mercados de deuda (MARF), bien por tamaño o bien por nivel de endeudamiento. En estas empresas (pequeñas o en situación más complicada) es donde los fondos de deuda están cerrando operaciones.

¿Qué empresas del sector hortofrutícola pueden acceder a los fondos de deuda? Hay muchos tipos de vehículos en el mercado, con sus propias estrategias de inversión y tamaños mínimo y máximos de operación, que pueden adaptarse a las circunstancias de un gran número de compañías. En el caso de los fondos privados como ventajas, destacan su agilidad, flexibilidad y capacidad para financiar el 100% de las necesidades, y como desventaja la retribución que exigen, si bien dada la competencia están reduciendo su precio. Y por lo que a los fondos públicos se refiere, las condiciones económicas son más atractivas, aunque presentan ciertas limitaciones en cuando al porcentaje de financiación (máximo un 70%-80% del proyecto o empresa) y a los requisitos a cumplir dado el origen público de los fondos.

Hemos intentado exponer en esta serie de artículos las alternativas de financiación como una realidad indudable existente en el mercado (el conocido como “shadow banking”), si bien el acceso a estas fuentes de financiación sigue siendo aún difícil para muchas empresas. Nuestra recomendación para acceder a estas nuevas fuentes, y como fase previa al inicio de cualquier proceso, es la “preparación” de la empresa a las exigencias de estos operadores y mercados, y el asesoramiento adecuado para identificar la fuente más idónea en función de la naturaleza de la empresa o el proyecto a financiar.

Compartir

  • Compartir en LinkedIn
  • Share in Facebook
Oficinas relacionadas