Noticias

Aumenta la demanda de oficinas sostenibles entre las grandes empresas para ahorrar costes y ser más eficientes

Aguirre Newman, Garrigues Medio Ambiente y Aire Limpio presentan la primera edición de un informe sobre la situación ambiental de las oficinas en España

05/11/2010

Aguirre Newman, Garrigues Medio Ambiente y Aire Limpio presentaron ayer los resultados del primer “Informe sobre la situación ambiental de las oficinas en España, hacia una oficina verde”, realizado a partir de una encuesta dirigida a las principales empresas del país. En el sondeo han participado 100 grandes empresas, la mayoría con sus sedes en Madrid y Barcelona, pertenecientes a diferentes sectores de la economía española; 19 de ellas pertenecientes al índice IBEX 35.

Aguirre Newman, Garrigues Medio Ambiente y Aire Limpio presentaron ayer los resultados del primer “Informe sobre la situación ambiental de las oficinas en España, hacia una oficina verde”, realizado a partir de una encuesta dirigida a las principales empresas del país. En el sondeo han participado 100 grandes empresas, la mayoría con sus sedes en Madrid y Barcelona, pertenecientes a diferentes sectores de la economía española; 19 de ellas pertenecientes al índice IBEX 35.

El informe recoge las impresiones de las 100 empresas encuestadas, que fueron preguntadas sobre el alcance de las medidas y políticas ambientales con las que cuentan sus sedes u oficinas principales, en materia de eficiencia energética, gestión ambiental, tratamiento del agua, la calidad del aire y la gestión de los residuos. En esta línea, el Informe concluye que existe una clara tendencia por parte de las empresas en España hacia la consecución de espacios de oficinas sostenibles y más eficientes, ya que en mayor o menor medida, este grupo de empresas tienen como objetivo el de la mejora continua y un mayor respeto hacia el medio ambiente. Algunas integran ya estas políticas ambientales de sus edificios de oficinas en sus políticas de responsabilidad corporativa.

“La sostenibilidad significa reducir costes y mejorar los espacios de trabajo para empresas y empleados”, señaló Jorge Zelada, Responsable de Medio Ambiente de Aguirre Newman

Según los datos arrojados por el informe, un 84% de las empresas encuestadas cuentan con un gestor medioambiental en su organización, dato que confirma la tendencia de las empresas a colocar los aspectos ambientales al frente de la agenda de sus organizaciones.

También se pone de manifiesto que, en materia de gestión ambiental, un 53% de las empresas encuestadas se adapta a los estándares existentes, tales como la Norma ISO 14001:2004 o el Reglamento comunitario de Ecogestión y Ecoauditoría EMAS, sistemas voluntarios aceptados internacionalmente que regulan la gestión ambiental.

En cuanto a los certificados voluntarios de edificación sostenible internacionales, tales como Leed o Breeam, tan sólo un 8% de las empresas ocupan espacios de trabajo con esta garantía de sostenibilidad, donde priman los aspectos ambientales y de eficiencia para oficinas existentes o de nueva construcción.

Se estima que las oficinas sostenibles producen un ahorro energético de entre el 30 y el 70%, generan menos residuos durante su construcción y mantenimiento, además de dotar de una vida más larga a los materiales, instalaciones y el propio edificio.

“Las mejoras ambientales en oficinas redundan en un incremento en la productividad de las empresas y una mejora de la salud de sus ocupantes”, añadió Laura Santiago, Asociada de Garrigues Medio Ambiente

Asimismo, todavía un 76% de las empresas no se encuentran en edificios que tengan un aprovechamiento de energías alternativas, como la solar térmica o la fotovoltaica.

El 56% de las empresas encuestadas toman iniciativas de movilidad sostenible, tales como aparcamiento de bicicletas, fomento del coche compartido y utilización del transporte público. El sector de Tecnología es el primero en aplicar medidas que favorecen la movilidad sostenible, seguido del sector de la  construcción e inmobiliario.

Las empresas se preocupan por el consumo energético y en especial  queda reflejado en el control de la temperatura ambiental y en el empleo de materiales y equipos eficientes. En aspectos de iluminación, un 58% de las empresas preguntadas controla el apagado de las luces y equipos durante los periodos de no uso como noches y fines de semana, a través de programadores automáticos, y en un 38% se controla manualmente. Además, se cuenta con detectores de presencia en un 27% de los casos, termostatos programables en un 85% de los casos y lámparas fluorescentes eficientes, Led o de descarga en un 90% de los casos.

En cuanto a la calidad del aire, de la lectura de los resultados se desprende que en esta materia un 58% de las empresas realizan auditorías de calidad ambiental y de éstas, tan sólo un 16% las lleva a cabo sobre climatización. Por lo general se destaca el escaso conocimiento por parte de las empresas en el tratamiento de la calidad del aire interior y exterior de sus oficinas.

“El 65% de las  oficinas están en zonas de aire exterior muy contaminado y están obligadas por ley a filtrar el aire primario, suponiendo un coste energético muy relevante”, afirmó Policarpo García del Valle, Socio director de Aire Limpio.

Sobre el tratamiento de los residuos urbanos, el 70% de las empresas encuestadas realiza recogida selectiva de todos los residuos urbanos: papel, vidrio, envases de plástico, brick y metal, y en un 90% de los casos existe un almacenamiento de residuos peligrosos que cumple con las características legales necesarias y un gestor que realiza las recogidas periódicamente, mientras que en el 96% de los casos se realiza reciclado del papel en las oficinas.

Para más información e informe completo:
Laura Santiago
[email protected]
Tel. 91 514 52 00

Agustín Valentín-Gamazo
[email protected]
Tel. 91 514 52 00

Compartir

  • Compartir en LinkedIn
  • Share in Facebook
Áreas de práctica relacionadas
Imágenes adjuntas:
  • El informe se basa en una encuesta realizada a las 100 principales empresas de todos los sectores en España, acerca de sus políticas de sostenibilidad